Generando acciones en tu marca que incluyan al Consumidor con Discapacidad

Powered by

Diseño universal y sus aledaños

Plaza de juegos donde dos niñas usan hamaca, una de las niñas posee una discapacidad en la piernas y la hamaca permite que ingrese a ella con su silla de ruedas. Ambas hamacas, que pertenecen al mismo juego, son verdes y amplias, la silla de ruedas entra en perfectas condiciones.

Desde el punto de vista de la creación del producto o del servicio, hoy está posicionándose el paradigma conocido como “diseño universal”: la idea no es adaptar o rediseñar productos o entornos para que puedan ser utilizados con personas con discapacidad. Este paradigma propone, en cambio, que desde el mismo desarrollo se planee que el resultado sea accesible para el mayor número posible de personas. Sus puntos básicos comprenden:

  1. Uso equitativo: debe poder ser utilizado por personas con diferentes habilidades o capacidades.
  2. Flexibilidad: el diseño debe acomodar un rango amplio de personas con distintos gustos y habilidades.
  3. Uso simple: el modo de uso debe ser fácil de entender y de aprender.
  4. Información perceptible: el diseño comunica la información necesaria de forma efectiva para su uso.
  5. Tolerancia al error: el diseño minimiza posibles incidentes por azar y las consecuencias adversas no previstas.
  6. Esfuerzo físico mínimo: debe poder usarse eficazmente de manera confortable con un mínimo de fatiga.
  7. Tamaño adecuado: debe tener un tamaño apropiado para su aproximación, uso y alcance.

La comunicación debe ser empática y multisensorial, siguiendo el principio 4 del diseño universal. Puntualmente en la redacción de contenidos se puede apelar a lo que se conoce como “lectura fácil”: un resumen en lenguaje sencillo y claro para que pueda ser entendido por personas con discapacidad cognitiva o intelectual. Se trata de una tendencia creciente que apela no a un lenguaje infantil, sino a lograr que la información esté clara y bien estructurada.

Algunos principios de la lectura fácil son:

  1. Utilizar frases cortas.
  2. Apelar a imágenes o a pictogramas que permitan comprender con mayor facilidad algunos conceptos.
  3. Evitar expresiones negativas.
  4. Minimizar las metáforas o las comparaciones, porque pueden resultar complejas.
  5. Evitar el uso excesivo de números. En los casos en que sea imprescindible, utilizar los números propiamente dichos en lugar de escribirlos en letras.
  6. Lograr que cada frase tenga un mensaje único y claro para transmitir.
  7. Estructurar las frases de forma tal que se pueda seguir fácilmente el hilo de la información.

Vale la pena detenerse un instante específicamente en el packaging. Es muy común encontrarse con envases muy parecidos entre sí. No solo en el ejemplo clásico del shampoo, donde decenas de alternativas (“rulos controlados”, “cabello graso”, “esencia de vainilla”) conviven en presentaciones casi idénticas, sino también entre productos que no tienen nada que ver entre ellos y que podrían ser difíciles de distinguir para determinadas personas. El mismo Tetra Brick se utiliza para la leche y para el vino. El jugo se ofrece en un formato no muy distinto del yogur bebible.

Las empresas necesitan hacer una lectura sobre cuáles de los componentes que forman parte de su packaging colaboran con la facilidad de elección de sus clientes diversos. Apelar a diferentes tipografías, colores o formatos de envoltorio que permitan, al menos, una identificación rápida de las diferentes líneas de productos. Una persona que tiene problemas de visión, por ejemplo, agradecerá tipografías visibles con formatos determinados o con colores distintos para señalar diferentes características de un producto y hacerlo más reconocible. También se pueden incorporar elementos táctiles o stickers. Las opciones son muy numerosas. Lo más importante es tener la voluntad de comprometerse seriamente con la inclusión.

Foto de portada gracias a: http://colegioarquitectos.com/

Jenifer Jarak

Jenifer Jarak

Fundadora y Directora de Acciona Inclusión
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí periódicamente novedades sobre Marketing Inclusivo

Ir al contenido