Generando acciones en tu marca que incluyan al Consumidor con Discapacidad

Powered by

Que no sean sólo palabras

Dos chicos jugando a la play. Uno de los chicos no posee discapacidad, por lo cual utiliza el control predeterminado de la consola, se encuentra sonriendo viendo a la pantalla. El otro chico si posee una discapacidad motriz, por lo que utiliza un control adaptado a sus necesidades, se encuentra sentado en su silla adaptada.

Uno de cada cuatro hogares argentinos está integrado por una persona con discapacidad, de acuerdo a un informe preparado por el Indec en 2018. Esto involucra al 10,2% de la población, es decir, más de 3,5 millones de personas.  Esa multitud de público ansía ser conquistado por productos que empaticen con sus necesidades.

Realmente no se puede predicar la inclusión y la diversidad en las campañas sin implementar una fracción de ella en la propia organización. 

La inclusión en el marketing no es una tendencia que se deba respaldar solo porque otras marcas lo están haciendo o porque está de moda. Eso es un movimiento, no una tendencia. Las marcas se integran a este movimiento con la voluntad de comprender lo que representa, en vez de hacerlo por el simple hecho de estar a la moda.  

La senda arranca por las convicciones. Más tarde se empieza por hacer cambios internos.  Se deben observar a los equipos creativos y preguntarse si hay suficiente diversidad en la plantilla. Buscar aportes de los miembros  del mismo origen cultural.  El público objetivo puede ser muy valioso y auténtico al planificar las campañas.  Microsoft es probablemente uno de los mejores ejemplo para una empresa que trata la inclusión y la diversidad como un viaje que requiere una autoevaluación constante en lugar de un objetivo finito.  

La campaña «Todos ganamos» de Microsoft expresa cómo la compañía se dio cuenta de que existía una gran necesidad de controladores de juegos adaptables para satisfacer las necesidades de los jugadores con discapacidades físicas o movilidad limitada. 

El lanzamiento del Xbox Adaptive Controller de Microsoft, que incluía paneles táctiles en lugar de botones y colores brillantes para las personas con discapacidad visual, niveló el campo de juego y creó la oportunidad de jugar videojuegos para todos los usuarios.  Desde la inclusión de personas con discapacidad en el equipo de desarrollo de productos hasta la creación de un diseño inclusivo y reflexivo, la campaña parece mostrarse como una gran victoria. 

El marketing inclusivo debe comenzar dentro de los equipos de marketing con el objetivo de generar conciencia cultural y resolver los problemas de grupos de audiencia únicos.

Jenifer Jarak

Jenifer Jarak

Fundadora y Directora de Acciona Inclusión
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí periódicamente novedades sobre Marketing Inclusivo

Ir al contenido