Generando acciones en tu marca que incluyan al Consumidor con Discapacidad

Powered by

Breve kit para incursionar en el marketing inclusivo

Cuatro mujeres sonriendo en situación de complicidad. Están paradas una al lado de la otra apoyadas sobre una pared. De izquierda a derecha: una es de pelo castaño y viste sueter negro, pollera blanca y collar. La siguiente es morocha y lleva una remera corta blanca con pantalón largo blanco. La tercera es de pelo castaño y lleva una camisa floreada con un pantalón de jean. Y la siguiente tiene pelo corto morocho y lleva una camisa blanca con pantalones negros.

Si el objetivo es lograr que nuestra marca llegue a la mayor cantidad de consumidores posible, es necesario que nos hagamos algunas preguntas básicas cuyas respuestas nos ayudarán a desandar el importante y diferencial camino de comprender y conocer al cliente diverso.

¿Qué dimensión tiene mi mercado potencial de clientes diversos?

Este análisis debe hacerse contemplando la diversidad en su mirada más amplia: todo cliente que pueda tener cualquier tipo de necesidad especial o de dificultad para utilizar alguno de nuestros productos o servicios califica como “diverso”. Aquí cabe una segunda pregunta: por cada uno de esos clientes diversos identificados, tratar de establecer cómo es, qué características tiene, qué podemos hacer para satisfacerlo mejor.

¿Qué oportunidades de crecimiento tengo como marca, empresa o emprendedor si considero al cliente diverso?

Además de cuestiones como rentabilidad, se presentan excelentes alternativas para posicionar nuestra empresa como un verdadero agente de cambio. Atendiendo las necesidades de este mercado, las empresas generan un impacto sostenible en la persona con discapacidad, en su familia y hasta en su comunidad de pertenencia y contención.

¿Cómo llego con mi mensaje a los clientes diversos?

La imagen de marca debe contemplar en todo momento el hecho de ser “inclusiva”. El modelo de comunicación elegido no es menor: muchas veces aparecen empresas que enarbolan banderas, en general relacionadas con algún colectivo inclusivo, solo porque se trata del “tema de moda”. Por eso, el mensaje debe ser claro, sencillo, directo y, en especial, honesto.

¿De qué manera puedo hacer que mi producto o servicio sea inclusivo?

Desde el punto de vista de la creación del producto o del servicio, hoy está posicionándose el paradigma conocido como “diseño universal”: la idea no es adaptar o rediseñar productos o entornos para que puedan ser utilizados con personas con discapacidad. Este paradigma propone, en cambio, que desde el mismo desarrollo se planee que el resultado sea accesible para el mayor número posible de personas.

Tengo una pyme o un microemprendimiento… ¿Puedo ser inclusivo?

La respuesta no deja lugar a dudas: sí. Es común que se asocie la responsabilidad social a las empresas grandes, porque se supone que llevar a cabo una iniciativa en ese sentido requiere de muchos recursos. Pero la pandemia nos enseñó, entre otras cosas, la importancia del negocio de cercanía y cómo cada uno, desde su lugar, puede hacer algo para cuidar a su comunidad. Apostar a la inclusión, para las pymes y los microemprendimientos, significa lograr una enorme repercusión positiva en la sociedad y, desde el punto de vista del negocio, la posibilidad de nuestros productos y servicios puedan ser elegidos por un número de personas más amplio.

Jenifer Jarak

Jenifer Jarak

Fundadora y Directora de Acciona Inclusión
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí periódicamente novedades sobre Marketing Inclusivo

Ir al contenido