Generando acciones en tu marca que incluyan al Consumidor con Discapacidad

Powered by

Marketing inclusivo

Tres hombres sonriendo haciendo un brindis con un trago cada uno. Uno de ellos está sentado en una silla de ruedas, es castaño y está vestido con un suéter violeta. El de su derecha es morocho, el de su izquierda es rubio.

¿En qué andan las empresas?

En medio del furor de colectivos inclusivos, en ocasiones, los actores reales, vislumbran un discurso que se queda con las palabras y pasa poco a la acción. ¿Qué está sucediendo en las empresas ?

La concepción global de inclusión significa un reto para todas las capas sociales. Se abren gamas inesperadas en la materia, porque se agrupan cantidades de minorías que convierten al colectivo inclusivo en mayoría.

Todo fenómeno de este calibre implica un proceso donde los pasos se dan a tientas, con cierta inseguridad, en ocasiones en extremos fundamentalistas en uno u otro sentido, pero es el modo caótico en que se comienza un camino inexplorado. Las empresas, en particular, enfrentan batallas que deben ser libradas con celeridad. Su exposición es alta, y sus cuadros comerciales, en ocasiones, atrasan o desvían sus esfuerzos en zonas de confort. Piensan en seguir vendiendo lo que venden a quienes les compran con nuevas estrategias.

Sin embargo, allí afuera hay un público que no pueden usar sus productos, entender sus mensajes o experimentar sus sampleos, sencillamente porque no han pensado en él a la hora de diseñar una estrategia.

Las marcas deben ser abanderadas de un propósito genuino que contribuya, como pioneras, a la construcción de un camino de crecimiento sustentable. El objetivo es generar acciones inclusivas perdurables en el tiempo. 

Desaprender para aprender
Se debe construir un espacio de construcción conjunta enfocado a instituciones educativas y sociales para lograr el trabajo en equipo necesario para generar un ambiente de inclusión real y efectiva.

El objetivo final es trabajar el valor de la inclusión con todos los miembros de la comunidad y que el compromiso sea común.

Para incluir es indispensable ampliar la mirada. No se incorpora lo que no se puede ver. Por ello es preciso deconstruir, para reaprender en formatos nuevos con el propósito de incluir la diversidad en las acciones de marca. Este proceso implica repensar para reaccionar frente a esos escenarios y, en función de esas miradas frescas, reevaluar lo que se hace/produce/comunica, para reformular.

Si pudiéramos capacitar en atención a la diversidad, si pudiéramos tener un espacio de distensión sensorial o de acompañamiento en las compras a personas mayores, toda la experiencia de compra sería satisfactoria para el 100% de los potenciales clientes.

Entender las dificultades para prender un corpiño para quien tiene un brazo impedido o de asistir a un supermercado con los múltiples estímulos si se es autista… esas son las miradas que la nueva lupa de negocios debe emprender. De hecho, hay allí un cúmulo de consumidores esperando que se acuerden de incluirlos… y esas también son ganancias potenciales.

Jenifer Jarak

Jenifer Jarak

Fundadora y Directora de Acciona Inclusión
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados

Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí periódicamente novedades sobre Marketing Inclusivo

Ir al contenido